4 cosas que no puedes perderte si visitas Murcia

Si tuviéramos que resumir en pocas palabras que es Murcia, diríamos que es esa capital de la pequeña pero preciosa región situada entre Albacete, Comunidad Valenciana y Andalucía. Se trata de una ciudad que te enamora nada más poner un pie en ella. Si aún no la conoces o piensas hacer turismo coge papel y bolígrafo porque aquí van 4 cosas que no puedes perderte en tu paseo por la tierra donde vive el sol.

 

Visitar la Catedral de Santa María y el Palacio Episcopal

La gran mayoría de personas que han visitado Murcia están de acuerdo con que lo más bonito de toda la ciudad es la Catedral de Santa María. Este edificio construido en el siglo XIV posee una de las fachadas más increíbles de todo levante. Sin embargo, no solamente su  preciosa fachada  te dejará con la boca abierta, sino que su interior te atrapará haciendo que te enamores un poco más de esta ciudad.

Además, junto a esta encontraréis el Palacio Episcopal de estilo rococó. Un increíble edificio que podrás visitar ya que a día de hoy se sigue utilizando sobre todo para funciones administrativas y eclesiásticas.

Disfrutar de un cálido paseo en  la plaza de Santo Domingo

Esta plaza con encanto tiene una gran historia a su espalda debido a que antiguamente se trataba de un centro comercial abierto donde vendían productos naturales de la huerta y lugar en el que se disfrutaba de los mejores festivales murcianos. Sin embargo, lo que más te sorprenderá será su gigante árbol plantado en medio de la plaza con unas raíces de más de medio kilómetro.

Sol + Tapa = Plan ideal

Otra de las cosas que no puedes perderte es la gran gastronomía de Murcia. Siempre puedes empezar tapeando en la Plaza de las flores, lugar ideal para disfrutar de una buena Estrella Levante y una estupenda tapa.

Esta plaza está situada en paralelo con la Gran Vía, por lo que luego podrás acceder  al casco antiguo en cuestión de segundos para apreciar las increíbles fachadas que decoran la zona.

Dejarse llevar por las tiendas de la calle Trapería y la Platería

A pocos minutos de la catedral encontraremos con las dos calles más famosas de la ciudad: La Trapería y la Platería. Una zona llena de vida y cultura. Estas calles empezaron a popularizarse a partir de la reconquista de Jaime I de Aragón debido a que era la calle donde se llegaba a la mezquita y servía para separar a los cristianos de los murcianos de la época.

Por otra parte tenemos la calle de la Platería que es la que cruza con la de la Trapería, una de las joyas de Murcia. Como bien indica se empleó ese nombre porque era la calle donde en aquel tiempo encontrabas más tiendas dedicadas a la venta de joyas. Sin embargo, a pesar de que a día de hoy siguen existiendo estas tiendas dedicadas a la joyería podemos encontrar una calle repleta de diferentes establecimientos.

 

¿Necesitas algún plan diferente para tu estancia en Murcia? ¡Contacta con nosotros!

También te podría gustar...