¿Conoces el lado más dulce de Euskadi?

No solo del pintxo vive el hombre. La gastronomía vasca presume de recetas tradicionales que han sido exportadas internacionalmente como el “bacalao al pil pil” o el “marmitako”. En lo que a repostería se refiere, Euskadi atesora también infinidad de dulces típicos que no deberás dejar de probar si te decides a visitar esta comunidad autónoma.

La goxua, pantxineta, pastel vasco o el pastel de arroz forman parte ya de su oferta gastronómica.

Goxua vitoriana

La goxua es una especialidad de Vitoria que se elabora con bizcocho, nata, caramelo líquido y crema pastelera. Se sirve en cuencos individuales como si fueran natillas, o bien en forma de pastel que, posteriormente, puedes partirlo en porciones. En pastelerías de reconocido prestigio dentro de la ciudad de Gasteiz como La Peña Dulce o Sosoaga encontrarás la mejor goxua que jamás hayas probado.

Pastel vasco, emblema de Euskadi

Si quieres probar uno de los dulces típicos de Euskadi tienes que pedir pastel vasco a donde vayas. Es, sin lugar a dudas, el estandarte de esta región en lo que a repostería se refiere. Su origen se remonta al siglo XVII y a la zona vasco francesa de Labourd.

Se elabora con una base de harina de maíz, grasa animal como la manteca de cerdo y miel, a la que se le añaden otros ingredientes como los higos, moras, cerezas negras y endrinas. Algunos confiteros lo rellenan con crema pastelera e incorporan vainilla o ron, o, incluso, mejoran su sabor con masa de almendra molida.

También conocido como “etxeko biskotxat” (dulce casero) o, simplemente, “biskotxat”, es tan popular que cuenta con una Casa Museo en la localidad fronteriza de Sara. ¿Sabes que fue en Biarritz, otra comuna francesa de los Pirineos Atlánticos, donde verdaderamente se hizo popular? De hecho, desde Biarritz comenzó a exportarse a todo el mundo.

Pantxineta donostiarra

Otro de los dulces más populares de esta zona es la pantxineta, un bollo elaborado con masa de hojaldre que se rellena de crema hecha a base de harina, huevo, mantequilla, leche y azúcar. Después se espolvorea con almendra, antes de meterlo en el horno. Es en San Sebastián donde encontrarás la mejor pantxineta que hayas probado jamás, en pastelerías como la terraza de Otaegui o en Argitan, donde también hacen deliciosas bombas de nata, muy populares también en esta región.

Y, ¿qué decir del pastel de arroz? Elaborado con harina de arroz, leche, huevo, hojaldre, mantequilla y azúcar, representa otro de los tesoros gastronómicos de Euskadi.

Como ves, no te faltan motivos para visitar Euskadi.

Facebook

La reconocida cultura gastronómica de Euskadi abarca también a la repostería con dulces como la goxua, la pantxineta o el pastel vasco, entre otras especialidades, que se han convertido en emblemas de esta comunidad autónoma. Visitar la Casa Museo del pastel vasco o cualquiera de sus pastelerías son citas obligadas.

También te podría gustar...